*

ir a carrito

Busca tu Evento

Carrito de compras

0.00





Un destino para dos

El Diario

Ver Galería

Fotos: Ricardo Muñoz / El Diario

Un Crucero por las Bahamas fue el comienzo de una nueva vida de Anabel Rivas y Federico Ortega, quienes luego de cuatro años de noviazgo se convirtieron en marido y mujer al pronunciar el ‘sí’ en el altar del Santuario de San Lorenzo.
La pareja contó con el cariño y apoyo de sus padres en tan importante paso. Eduardo Rivas y Margarita, así como Federico Ortega e Imelda Chacón ocuparon los principales reclinatorios junto con la corte de honor, integrada por los padrinos de anillos Laura Moriel y Bernardo Aguayo, de arras Daniela Rivas y Roberto Frías y de lazo Maki Moriel con Gustavo Moriel.
Frente a 300 allegados, algunos procedentes de Michigan y Canadá, los enamorados bailaron su primera canción como marido y mujer. Antes, la novia disfrutó ‘Hija’ del brazo de su papá.
Además de la exquisita cena de tres tiempos que se sirvió, los invitados fueron agasajados con una mesa de dulces y un bar de bebidas preparadas y vino de mesa.
El grupo Cliché se encargó que cada uno de los presentes pasara una velada agradable. Se repartieron artículos de animación y un robot anduvo bailando entre la gente.

 

Galería