*

ir a carrito

Busca tu Evento

Carrito de compras

0.00





Disfruta los momentos previos a la boda

Agencias

Ver Galería

Agencias

Después de meses y meses de espera es normal sentirse un tanto desorientada sobre qué hacer en los días previos a la boda ¿relajarte? ¿repasar todo de nuevo? ¿llamar por última vez a los invitados? ¿confirmar (de nuevo) con los proveedores?
Lo cierto es que sabes mejor que nadie si te ha quedado algún pendiente de último minuto, pero lo ideal es que ya esté todo confirmado y en espera para el día de la boda, hoy te decimos qué otras cosas puedes hacer durante estos días.

 

Celebra con tus amigas, pero no te excedas.
Seguramente tus amigas y damas de honor quieran prepararte una fiesta o despedida durante los días previos a tu boda, sin embargo puede ser una mala idea tomar de más, ya que además de que te sentirás fatal al siguiente día, puede que el alcohol te hinche o que las ojeras te persigan por un par de días, así que si quieres lucir al máximo el día de tu boda lo mejor será moderarte.

 

Descansa tus ocho horas.
Nada mejor que una buena rutina de sueño, y de acuerdo a los especialistas se debe dedicar de 7 a 9 horas al día a esta tarea. Sentirás la diferencia y te verás radiante.

 

Realiza una escapada con tus amigos o familiares.
Nada mejor para despejar la mente y cerrar esta etapa de tu vida que saliendo unos días de la ciudad y organizar unas mini vacaciones o una escapada con tus seres más queridos, ya sean familiares o amigos. No necesariamente debe de ser un gran viaje, sino que una visita a unas cabañas, un rancho o una quinta será igual de relajante y será algo que todos disfrutarán y recordarán con cariño.

 

Ten listo todo lo que usarás.
No dejes nada para el último momento, así que si faltan dos o tres días para la boda, no dejes de tener preparado todo lo que vas a necesitar y ponlo todo en un mismo lugar, ya sea el vestido, los zapatos, la ropa interior, tu kit de novia, la agenda de proveedores o cualquier cosa que tengas preparada para el día “B”.

 

Cuida lo que comes.
Puede que tengas varias invitaciones a comer o cenar, sin embargo no pierdas la línea durante estos últimos días de esfuerzo y cuida bien de todo lo que comes, no querrás ganar un par de kilos o que tu vestido te apriete el día de tu boda.

 

Déjate consentir.
Después de tanto estrés y esfuerzo en la organización de la boda, definitivamente mereces unos días de relajación para recuperarte, así que déjate consentir, escucha tu música favorita, haz yoga, medita o regálate una visita a un spa para recibir un relajante masaje.

 

Piensa en los pequeños detalles.
Si aún no has pensado en una manera de agradecer a tus damas, padrinos, padres y a tu novio, lo mejor es que ocupes estos días para pensar en una buena manera de agradecerles todo lo que han hecho durante estos meses. Puedes escribirles una emotiva carta, preparar un álbum con las fotos de sus mejores momentos juntos o salir a comprarles un detalle. Lo importante es el detalle.

Galería