*

ir a carrito

Busca tu Evento

Carrito de compras

0.00





Sueño cumplido

El Diario

Ver Galería

‘A thousand years’ y ‘Flightless bird american mouth’ marcaron el comienzo de una nueva etapa en la vida de Kayla Vianney.
Estas dos melodías se escucharon en el debut social de la jovencita que le regalaron sus papás Claudia y Cuauhtémoc por sus XV años.
Antes de compartir con los 250 allegados que invitaron a la recepción, Kayla Vianney, junto con sus padrinos Adriana y Ernesto, dio gracias a Dios por esta dicha en una misa celebrada en la Parroquia El Señor de la Misericordia. También la acompañaron su chambelán Emmanuel Arzate y una corte de seis señoritas.
El salón de recepciones lució con detalles en blanco, rosa y negro, todo alusivo a Victoria’s Secret, a petición de la festejada, quien desde pequeña anheló esta celebración.
La fiesta comenzó cuando Cuauh-témoc le puso a su hija las zapatillas para bailar su primera pieza como señorita. La segunda canción fue con la corte y los cadetes de la Guardia Real escoltándolos.
El Dj del salón tomó el control del ambiente y se dispusieron repostería y fuentes de chocolate, chamoy y quesos; y a la medianoche se repartieron rebanadas de pastel de almendra, piña y philadelphia que cortó después de un emotivo brindis.
Para complementar la diversión hubo zanqueros, robot iluminado y cabina de fotos.

Galería