*

ir a carrito

Busca tu Evento

Carrito de compras

0.00





En ensalada, solo o en salsa

El Diario

Ver Galería

Agencias

Los tomates son, sin ninguna duda, uno de los ingredientes fundamentales en casi la gran mayoría de las cocinas, especialmente por sus importantes beneficios y propiedades. Se pueden comer en ensaladas, pero también solos, hervidos, en salsa…
No en vano, tal como podremos ir viendo a lo largo de la nota, destaca por la cantidad de minerales, vitaminas y agua (en torno a un 94%) que contiene.

 

BENEFICIOS

1. Para prevenir enfermedades cardiovasculares
A la hora de prevenir enfermedades cardiovasculares, el tomate destaca precisamente por su altísimo contenido en licopeno. Se trata de una sustancia natural con cualidades y beneficios antioxidantes, que presenta la capacidad de no convertirse en vitamina A, y ejercer un efecto protector frente a las enfermedades cardiovasculares.

2. Para prevenir la hipertensión
Si tienes hipertensión arterial no hay duda que el tomate puede convertirse en un alimento ideal que no podría faltar en tu dieta. Y es que además de su contenido en licopeno, también aporta potasio, un mineral que ayuda a prevenir la retención de líquidos y cuyo déficit repercute de forma negativa en la tensión arterial alta.

3. Para eliminar las toxinas del organismo
Además de su contenido en licopeno, el tomate también aporta glutatión, un componente con beneficios antioxidantes, que ayuda a eliminar los radicales libres, y resulta especialmente adecuado en la eliminación de las toxinas de nuestro organismo, sobre todo los metales pesados.

4. Para prevenir el cáncer de próstata
Se ha demostrado científicamente que los hombres que consumen tomates con regularidad poseen un riesgo menor de padecer cáncer de próstata, a la vez que el tomate ejerce un papel protector frente a este tipo de tumor. Esta cualidad la encontramos precisamente en el tomate gracias a su contenido tanto en licopeno como en glutatión. Al parecer, según los estudios realizados, ambos componentes serían capaces de unirse al tejido de la próstata, reduciendo el daño del ADN del tejido prostático.

5. Para cicatrizar heridas
Aunque son muchísimos los beneficios internos que nos aporta el consumo regular de tomates, ¿sabías que también es un alimento que nos ayuda de forma muy positiva a la hora de curar heridas, rebajar la inflamación y favorecer la cicatrización natural de éstas? Solo necesitas machacar una hoja de tomate y aplicarla en forma de emplasto.

 

LAS RECETAS

Tomates rellenos de champiñones al horno
(Para cuatro personas)

• 2 rebanadas de pan blanco sin corteza.
• 1/3 taza de leche.
• 8 tomates rojos.
• 1 cucharada de aceite de oliva.
• 2 cebollas peladas y picadas.
• 2 dientes de ajo picados.
• 20 champiñones lavados y picados.
• 1 cucharada de perejil picado.
• 1 cucharada de orégano.
• 2 cucharadas de queso parmesano.

Preparación

• Se pone el pan en un recipiente, sobre el que se vierte la leche y se deja remojar durante 15 minutos.
• Mientras ponemos a precalentar el horno a una temperatura de 180 ºC.
• Por otro lado se corta una tapa de los tomates, pero no se desecha, se descorazonan y vacían. Se tritura la pulpa y se sazona el interior del tomate.
• Se pone a calentar el aceite a fuego alto en una sartén. Se echan las cebollas, los champiñones, ajos y perejil, todo ello bien picado. Se sofríe durante unos 4 minutos.
• Pasado este tiempo se añade la pulpa de los tomates y se sazona bien, echando además el orégano y se deja cocinar durante otros 4 minutos más.
• Se exprime el pan para quitarle el exceso de leche y agregue a la sartén, cocine 2 minutos más.
• Ahora se colocan los tomates en una fuente para horno y se lleva a hornear durante unos 15 minutos.
• Por último se espolvorea el queso rallado sobre los tomates, se tapan con la parte que les habíamos cortado al principio y se hornean unos 5 minutos más.

Sopa de tomate

Hazla con tomate natural, no tiene nada que ver con el sabor del tomate en lata.
Ingredientes

• 2 cucharadas de aceite de oliva
• 1 cebolla troceada
• 2 kilos de tomates frescos partidos en cuartos
• 1 vaso de caldo de verduras casero
• Hojas de albahaca
• Sal
• Pimienta negra

Preparación

• Empieza haciendo la cebolla en un poco de aceite en una sartén
• Agrégale los tomates con un poco de azúcar hasta que se conviertan en un puré
• Añade un poco de caldo vegetal y pásalo todo por la batidora.
• Decora con unas hojitas de albahaca y un poco de pimienta negra.

Galería