*

ir a carrito

Busca tu Evento

Carrito de compras

0.00





Cotidiana y muy sabrosa

Agencias

Ver Galería

Agencias

Tan universal y casera es la sopa de fideos que casi siempre figura entre los primeros platos que aprenden a hacer las jóvenes mexicanas al iniciarse en la cocina. A pesar de la sencillez de sus ingredientes y preparación, es muy apreciada por ser fragante y reconfortante. En México, donde toda comida completa empieza con alguna sopa (sea aguada o seca), la sopa aguada de pasta es el más cotidiano de los primeros platos caseros.

 

Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de cocimiento: 20 minutos
Tiempo total: 30 minutos

Ingredientes
6 porciones

2 tomates rojos pelados y picados ó 1 lata
de 21 gramos de jitomate picado
1/4 de cebolla mediana
1/2 diente de ajo
1/2 cucharadita de sal
3 cucharadas de aceite vegetal
1 paquete de 200 gramos de pasta pequeña
Litro y medio de caldo de pollo (natural, envasado
o preparado con cubitos de consomé)
Limones partidos

Preparación

1- Coloca los jitomates, la cebolla, el ajo y la sal en el vaso de una licuadora y licúa hasta lograr una mezcla homogénea. Si estás usando jitomates que aún conservan su cáscara, cuela esta salsa para poder descartar las “astillas” de cáscara que se forman al licuarla. Si tus jitomates no tienen cáscara (es decir, si son de lata o si se pelaron antes de empezar), puedes colar o no la salsa, según la textura que prefieras.

2- En el fondo de una cacerola mediana, calienta el aceite. Vierte la pasta -- directamente del paquete-- al aceite. Fríela hasta que la mayoría esté dorada, cuidando de moverla continuamente con una cuchara o palita de madera para que no se queme.

3- Agrega a la cacerola el caldo de pollo y la mezcla licuada de jitomate. Deja que la sopa hierva suavemente durante unos 15 minutos. Prueba tu sopa y rectifica la cantidad de sal, de ser necesario.

4- Sirve tu rica y fragrante sopa aguada de fideos con limones partidos para que cada quien exprima la cantidad de jugo que desee.

Nota: Si sobrara sopa, guárdala en el refrigerador. La pasta irá absorbiendo el líquido a lo largo de las horas, por lo cual necesitarás agregar más caldo en el momento de recalentarla. Si prefieres evitar esto, separa la pasta del líquido de la sopa y guarda los dos elementos en recipientes separados.

Variantes de la sopa de pasta:

Si preparas frecuentemente la sopa aguada de fideos, la puedes ir variando al agregar un poco de pollo desmenuzado (sobrado de algún otro platillo) o de las verduras cocidas que tengas a la mano (chícharos, ejotes, zanahorias en cubitos, etc.)

Galería