*

ir a carrito

Busca tu Evento

Carrito de compras

0.00





Luna de miel perfecta

El Diario

Ver Galería

Lunes 18 de enero de 2016

Agencias

Ningún viaje empieza con tan grandes esperanzas y con tanto potencial para el desastre como una luna de miel. Tiene que ser diferente, tiene que ser especial y, sobretodo, tiene que ser romántica.
Para ahorrarte dolores de cabeza, aquí algunos consejos para evitar una luna de miel desastrosa.

Reglas de oro


1. Piénsalo bien
Reservar la luna de miel a menudo es tarea del novio. Si este es tu caso, asegúrate de que tu idea de algo romántico es la misma que la de la novia. Sabemos de algunos valientes que se arriesgaron más de lo necesario para sorprender a sus nuevas esposas. Por ejemplo, hay uno que llevó a su mujer a navegar en kayak por los fiordos de Noruega durante dos semanas durmiendo en una tienda de campaña y comiendo solo lo justo y necesario. Otro pensó que sería de lo más romántico ir a visitar los campos de concentración de Treblinka o Dachau. Hay que darles un punto por correr el riesgo, pero tampoco hace falta salirse tanto del guion establecido.

2. Recuerda que se trata de descansar y desconectar
La novia seguramente estará exhausta tras la boda y todos los meses de planificación antes del gran día. Sí, sabemos que tiene que ser un viaje memorable, pero lo más importante es ser capaces de desconectar para afrontar la nueva etapa de la vida con energías renovadas. Así que aunque haya estado yendo al gimnasio como una loca el último año para caber en el vestido de su vida, quizá lo que quiere ahora es no hacer nada relacionado con el deporte. El matrimonio es cosa de dos, habladlo y llegad a un acuerdo sobre lo que os apetece a los dos.

3. Tiempo a solas
Aunque vayáis a sitios donde seguramente habrá gente (a menos que os podáis permitir una isla privada, claro está), lo más importante es encontrar tiempo para vosotros. Y no nos referimos a nivel individual (nada de hacer amigos en el bar del hotel e irse de fiesta con ellos), sino como pareja. No siempre hay que ir a algún sitio y estar haciendo algo, no hacer nada juntos o disfrutar de este tiempo a solas, sin las preocupaciones de la vida cotidiana, es todo un lujo.

 

Galería