*

ir a carrito

Busca tu Evento

Carrito de compras

0.00





Leche de almendras

Agencias

Ver Galería

Martes 23 de febrero de 2016

Agencias

Durante los últimos años, la Universidad de Harvad ha ‘omitido’ del plato del buen comer a los lácteos, debido a que hay evidencia de que el consumo frecuente de éstos genera cáncer. Una buena opción es decirle sí a la leche de almendras.
Disfruta de todos los beneficios de la leche de almendras y recuerda que tener hábitos saludables marca la diferencia entre vivir sana o con enfermedad. Además, al consumirla, aceleras tu pérdida de peso y lucirás mucho mejor.


Amarás los resultados

1. Ayuda a regular los niveles de colesterol y triglicéridos; favorece una mejor absorción de los azúcares y grasas.

2. Para los intolerantes a la lactosa es recomendable su consumo; ayuda a realizar una digestión menos pesada.

3. Su alto contenido en potasio es aconsejable para las diarreas o vómitos cuando se reducen los niveles de este mineral.

4. En numerosos casos, las personas que padecen de gastritis o problemas gastrointestinales cambian su dieta incluyendo la leche de almendras, porque regula sus funciones.

5. Contiene un nivel de fibra soluble e insoluble, por lo que protege la pared del intestino, sobre todo al colon.

Cómo usarla…


1. Bebidas con leche de almendras
La leche de almendras puede beberse del mismo modo que la leche. Generalmente puedes encontrarla en 3 sabores: natural, vainilla y chocolate. La de sabor natural puede ser dulce o sin endulzar. Los fabricantes recomiendan agitar el recipiente antes de beberla, porque podría haber asentamiento en el fondo. La leche de almendras, de cualquier sabor, también puede agregarse al café o al té, como la leche normal o la crema.

2. En batidos
La leche de almendras puede usarse en batidos en lugar de los productos lácteos tradicionales. Simplemente combina frutas (si están congeladas, mejor) y la leche de almendras en una licuadora y licúa hasta que esté todo bien mezclado. Puedes regular la cantidad de leche de almendras para hacer tu batido más espeso o menos.

3. Cocina con  leche de almendras
La leche de almendras puede ser un sustituto de la leche de vaca en cualquier receta. Usa la misma medida de leche de almendras que de leche normal en la receta. Puedes hornearla, agregarla a las sopas y usarla para hacer salsas, en fin, puedes hacer con la leche de almendras casi lo mismo que con la leche normal.

4. Mézclala con proteína en polvo
En comparación con la leche de vaca, la leche de almendras es baja en proteínas. La mayoría de las variedades tiene alrededor de 1 g de proteína por porción (1 taza, 250 ml o 8 oz). Sin embargo, la leche semidescremada tiene alrededor de 8 g de proteína por porción del mismo tamaño. La leche de almendras combina bien con la proteína en polvo, convirtiéndose en una buena opción para aquellos que quieren aumentar su consumo de proteínas sin beber leche de vaca.

5. Consúmela por su valor nutricional o dietético
La leche de almendras no tiene grasas saturadas y posee menos de la mitad de grasa que la leche semidescremada. No contiene colesterol y es naturalmente alta en calcio. La leche de almendras tiene un 15% más que la cantidad de calcio necesaria diariamente, en comparación con la leche descremada. La leche de almendras casera es un sustituto aceptable de la leche para aquellos que siguen dietas de alimentos crudos.

 

Galería