*

ir a carrito

Busca tu Evento

Carrito de compras

0.00





Jícama. Da un toque saludable a tus platillos

Agencias

Ver Galería

Miércoles 16 de marzo de 2016

Seguro que la has visto en el mercado y has pensado que es una variedad de papa, de malanga o de nabo gigante. Si no la conocías, desde hoy sabrás que ese tubérculo se llama jícama o nabo mexicano, y no podrás resistir la tentación de llevártelo a casa.
La jícama es típica de México y Centroamérica. Su planta es una enredadera con fama de venenosa, así que solo su raíz es comestible.
Su piel es fina, de color marrón, y encierra una pulpa crujiente y refrescante, parecida al melón verde, a la pera asiática o a la castaña de agua que usan los japoneses.
Tanto es así que en muchos restaurantes orientales usan jícama en lugar de esta castaña en platos de sushi.

PROPIEDADES
La jícama tiene propiedades fascinantes, entre ellas es uno de los alimentos que más
• Aporta energía al cuerpo humano
• Es baja en calorías
• No tiene colesterol
• Tiene buen contenido de fibra.  
• Perfecta para los diabéticos porque su contenido glucémico es bajo.  

DISFRÚTALA
Agrégala a ensaladas de frutas, a vegetales o a un mix de hojas verdes. Aportará un bocado jugoso, crujiente y algo dulce a cualquier plato.
Puedes cortarla con mandolina para usarlas como tortilla de tacos o en rodajas a cuchillo, y luego dales forma con un cortador de galletas.
Arriba ponles ensalada de mariscos, ceviche o tartar para servir de aperitivo. Disfrútala como snack, rociándola con jugo de limón y chile en polvo, o cortada en finas tiras dentro del guacamole. También queda riquísima cuando la mezclas con cebolla roja, tomate, mango, limón y cilantro.
Si quieres bajar un poco de peso, la jícama será tu perfecta compañera, ya que tiene muy pocas calorías, mucha fibra y vitamina C. Y, para colmo, ¡te llena de energía!

Galería