*

ir a carrito

Busca tu Evento

Carrito de compras

0.00





Más que agua de limón

Agencias

Ver Galería

Martes 5 de abril de 2016

Agencias

Tomar agua de limón es un hábito antiguo que hoy está muy de moda como una alternativa al café o el té caliente que se acostumbra como bajativo después de las comidas.
Muchos la prefieren fría como refrescante o energetizante y otros la ingieren tibia o caliente, media hora antes de desayunar como un astringente del sistema digestivo.
Sea cual sea el hábito, lo cierto es que el agua de limón es benéfica para la salud. De acuerdo con las investigaciones científicas efectuadas en torno al impacto del agua de limón en la salud se han encontrado estos beneficios:

Fortalece el sistema inmunológico
Por ser una fruta cítrica posee vitamina C, un antioxidante que ayuda a proteger las células contra los radicales libres dañinos; puede reducir los resfriados, así como los riesgos de las enfermedades y los accidentes cardiovasculares. También es rico en potasio, que ayuda a controlar la presión sanguínea.

Mejora la calidad de la piel
De acuerdo con información publicada en Healthline, la vitamina C que se encuentra en los limones puede ayudar a reducir las arrugas de la piel.

Ayuda a bajar de peso
Si bien los limones son ácidos, lo cierto es que es un fruto altamente alcalino debido a su efecto en el cuerpo una vez digerido. Esto quiere decir que, como tal, es un excelente depurativo de las toxinas del cuerpo y un activador del metabolismo.

Favorece a la digestión
Algunas personas beben agua de limón todos los días en las mañanas como un laxante que ayuda a prevenir el estreñimiento. Beber agua del limón, tibia o caliente, media hora antes de desayunar ayuda al movimiento del sistema digestivo.

Refresca el aliento
Se recomienda beber un vaso de agua de limón después de las comidas y a primera hora de la mañana, ya que se cree que el limón estimula la saliva y el agua ayuda a prevenir la sequedad en la boca que produce la temida halitosis.

Ayuda a prevenir los cálculos renales
Estudios del Departamento de Salud de la Universidad de Wisconsin (UW Health) recomiendan aumentar la ingesta de ácido cítrico para reducir el riesgo de adquirir nuevos cálculos de calcio.

Sus efectos secundarios

- Es bien sabido que el ácido cítrico del limón puede erosionar el esmalte dental. Pero, para prevenir este riesgo, se le recomienda a los consumidores habituales del agua de limón tomarla con el uso de un popote o enjuagarse la boca inmediatamente después de ingerirla.

- El ácido cítrico del limón puede estimular la acidez estomacal en algunas personas.

Galería