*

ir a carrito

Busca tu Evento

Carrito de compras

0.00





Un regalo boliviano

Agencias

Ver Galería

Miércoles 1 de junio de 2016

Agencias

La cercanía del verano es genial para disfrutar más de la cocina. Es un buen momento para experimentar con nuevos ingredientes y sorprender a toda la familia con mucho sabor, pero también pensando en su salud.
La quinua es un súper alimento como pocos y es un ingrediente muy versátil. Pero, de los casi mil 500 tipos que se cultivan, la royal quinoa o quinua real es la más nutritiva de todas. ¡Una variedad única! Solo crece en los altiplanos de Bolivia, a 13 mil pies de altura, en suelos desérticos y en clima frío y seco. Esto da una quinua fuerte, resistente y, curiosamente, de granos más grandes que en cualquier otro lugar del mundo.
La quinua del altiplano boliviano ha sido apreciada durante siglos como una fuente de nutrición casi perfecta por todas las proteínas, minerales y antioxidantes que contiene. En tiempos de los incas, estaba reservada para los reyes, de ahí su nombre.
Pero lo que hace a la quinua real especial es el cuidado artesanal de sus agricultores, familias indígenas que han mantenido la tradición de cultivarla con conocimientos ancestrales. Nos regalan así un producto puro, orgánico y sin modificaciones genéticas. Y gracias a la popularidad que la quinua ha alcanzado, estas humildes comunidades han logrado una mejor calidad de vida.
En el mercado la encontrarás bajo la marca Alter Eco, que apoya el comercio justo y crea condiciones de trabajo y desarrollo para comunidades en Bolivia. Hay quinua real perlada, negra, roja, todas libres de gluten, y es la sustituta perfecta de la pasta y el arroz sin cargos de conciencia. Llévala a una ensalada, sopa, guiso, al desayuno como si fuera avena; a un salteado de vegetales y hasta en un lettuce wrap, ahora en el verano, es genial.

LA RECETA

Salteado de quinua con cangrejo

Esta receta es una versión sabrosa y nutritiva del arroz chino. El arroz chaufa consiste de arroz frito y es un plato de inspiración asiática común en la cultura peruana. Usar quinua en vez de arroz es una alternativa saludable que realza el sabor y la textura. Si gustas sustituye el cangrejo por pollo, cerdo, carne de res o camarones. (Por Doreen Colondres)

Ingredientes

•2 latas de 6 oz (285 g) Bumble Bee® Crabmeat (jaiba, cangrejo)
•1 taza de quinua
•2 tazas de caldo de pollo natural (se puede reemplazar con caldo de vegetales o agua)
•4 cucharadas de aceite de semillas de sésamo tostadas
•1 huevo, ligeramente batido
•3 dientes de ajo
•1 cucharada de jengibre rallado
•1/2 pimiento morrón naranja
•2 oz (57 g) de tocino, pequeño, en cubos y frito
•3 cucharadas de salsa de soya baja en sodio
•3 a 4 cebollines (aproximadamente 1/3 taza)
81/2 taza de guisantes frescos o congelados
•Semillas de sésamo para decorar (opcional)
•1/2 ají (chile, opcional)

Preparación

Antes de hervir, enjuaga la quinua colocándola en un tamiz debajo del agua corriente durante al menos 1 minuto.

Agrega la quinua y el caldo o el agua en una olla y cocina a fuego alto. Agrega sal a gusto. Cocina hasta que hierva. Reduce el fuego a mínimo, tapa y deja reposar por 10 minutos o hasta que la mayor parte del agua se evapore.

Sabrás que la quinua está lista cuando las semillas se tornen transparentes y un anillo se desprenda de ellas.

En un sartén o wok a fuego alto, agrega el aceite y el huevo y mezcla. Agrega el ajo, el jengibre y el pimiento y revuelve durante 2 minutos. Agrega la jaiba y continúa revolviendo durante 2 minutos más. Agrega la quinua, el tocino y la salsa de soya y continúa salteando hasta que esté bien caliente. Agrega los cebollines y los guisantes y revuelve durante 2 minutos más. Si lo deseas, espolvorea con semillas de sésamo.

¡Sirve y disfruta!

 

Nota
- Para darle un toque picante y bien peruano, agrega un poco de ají amarillo, panca o chile rocoto.
- Es importante limpiar la quinua porque cada grano está cubierto con una sustancia jabonosa llamada saponina. Es un sabor amargo y afectará el sabor si no se elimina.

 

Galería