*

ir a carrito

Busca tu Evento

Carrito de compras

0.00





Razones para comer más aguacate

Agencias

Ver Galería

Miércoles 8 de junio de 2016

Agencias

El aguacate tiene muchas propiedades pero no es tan popular como otras, tales como la manzana o la naranja. Es que cuenta con algo de grasa y se cree que no es bueno para bajar de peso o para dietas de deportistas. En el siguiente artículo aprenderás más sobre los beneficios del aguacate en tu dieta.

Una fruta,
muchas propiedades
En primer lugar, es válido recalcar que la grasa que contiene el aguacate no es perjudicial como algunos suelen pensar. Los aguacates son uno de los mejores alimentos que un deportista puede consumir, porque les aporta una gran cantidad de energía y permite que realicen sus ejercicios de la mejor manera.
Pero no solamente para los que realizan ejercicio, sino también para los que trabajan en una oficina, los niños, los ancianos, las mujeres embarazadas, todos en general. El aguacate ayuda a mejorar los niveles de colesterol y a la vez a estabilizar el ritmo cardíaco (por ello se dice que es bueno para los atletas). Una pieza de esta fruta ofrece grasas monoinsaturadas, ácido oléico y alfa-linoleico (conocido popularmente como ácidos grasos Omega 3).
A su vez, ayuda en el crecimiento y la reparación de la masa muscular por contener una buena cantidad de proteínas, potasio y zinc, más que los plátanos. Su aporte en grasas “buenas” hará mejorar los niveles de testosterona de manera natural.
También disminuyen la inflamación de las articulaciones (está recomendado para los casos de artritis) y ayudan a reparar los cartílagos gracias a los ácidos grasos esenciales y las vitaminas del grupo E. Permiten sentirnos saciados por más tiempo por su aporte de fibras solubes e insolubles, ralentizando la descomposición de los carbohidratos. La gran cantidad de ácido oleico activa las zonas del cerebro que nos hacen sentir “satisfechos”.
Como si fuera poco, el aguacate mejora el sistema inmunológico gracias a su alto contenido de carotenoides. La luteína, otro de sus compuestos, actúa como un antioxidante y protege las enfermedades de la vista. Lo bueno es que esta fruta se puede consumir cruda con ensalada, con vegetales, sola, con tostadas, etc.
Como se decía anteriormente, es bueno para las embarazadas, porque previene las afecciones del bebé y de la mujer, sobre todo si existen antecedentes en la familia. Y al ser rico en ácido fólico, es un suplemento vital para este período, evitando consumirlo como medicamento o químico. Si estás buscando quedar encinta, no dudes en consumir aguacate como preparación del cuerpo y de tu salud.
Las personas que padecen colesterol pueden aprovechar las ventajas de este delicioso alimento para reducir los índices de LDL (el malo) y subir los de HDL (el bueno), algo sin dudas de gran importancia para prevenir problemas cardiovasculares.

¿Y la semilla?
Además de la pulpa, se pueden consumir otras partes del aguacate, como la semilla. Aunque pueda parecer un poco extraño ya que es de gran tamaño, lo cierto es que molida y usada para diferentes preparaciones, sean crudas o cocidas, te ayudarán en varios aspectos.
La gran mayoría de los aminoácidos de esta fruta se encuentran en la semilla, su aceite permite reducir el colesterol y defiende al organismo de enfermedades cardiovasculares o infartos. Los estudios han comprobado que tiene más fibra soluble que cualquier alimento que conozcamos. Además, es un excelente aliado para combatir la diarrea o las inflamaciones en el tracto gastrointestinal. Se usa en varios países para tratar infecciones o problemas digestivos.
La semilla del aguacate contiene compuestos fenólicos que sirven para prevenir úlceras intestinales y también infecciones bacterianas o virales. Al contener flavonol, no permite el crecimiento de los tumores. También sirve para fortalecer el sistema inmune y evitar las enfermedades debilitantes, así como el envejecimiento prematuro. Los que sufren artritis y otras dolencias similares han encontrado en la semilla de este fruto un gran aliado para sus dolores. Su aceite le brindará un brillo superior al cabello y también servirá para curar y tratar la caspa. También tiene un efecto rejuvenecedor, aumentando el colágeno de la piel, para una apariencia más tersa y sin arrugas.
Rallar, tostar y beber las semillas de aguacate en té controla los ataques de asma y según la medicina QiGong, nos ayuda a sentirnos en armonía y con energía. La semilla de aguacate se puede consumir seca, rallada, tostada, rostizada en ensaladas, infusiones, batidos, licuados o sola (aunque tiene un ligero sabor amargo).

LA RECETA

Ensalada de aguacate y mango
Porciones : 6
Tiempo de preparación : 15 minutos

Ingredientes:
•2 cucharadas de jugo de limón verde
•1/4 taza de aceite de oliva
•3 grandes de aguacates maduros, picados en trocitos de ¾ de pulgada
•2 mangos, cortados en cubitos grandes
•Medio pimiento rojo, cortado en cubitos de ¾ de pulgada (1 ½ tazas aprox.)
•2 cucharaditas de Knorr Caldo con sabor de Pollo
•1/2 taza de cebolla roja cortada en trozos, (la mitad de 1 cebolla pequeña aprox.)
•2 cucharadas finamente picado de hojas de cilantro

Preparación:
• Usando un batidor de varillas, mezcla el jugo de limón y Knorr Caldo con sabor de pollo en un recipiente grande. Gradualmente agrega el aceite de oliva y revuelve; reserva.
• Agrega el aguacate, mango, pimiento morrón, cilantro y la cebolla al recipiente; revuelve suavemente para mezclar y cubrir.

Galería