*

ir a carrito

Busca tu Evento

Carrito de compras

0.00





Dos corazones, un destino

Jorge Cuevas / El Diario

Ver Galería

Fotos: Jorge Cuevas / El Diario

Fuegos artificiales iluminaron el cielo en honor al amor que se profesaron Ariana Ornelas y José Luis Arimana en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús.
Luego de cuatro años de noviazgo, la pareja decidió intercambiar las sortijas y las arras nupciales; éstas fueron presentadas por René Ornelas y Magali Ornelas, y por Fernando y María Paz Arimana, respectivamente.
Al imponer el lazo César Gerardo Villarreal y Lizette Trujillo, el sacerdote los nombró marido y mujer, acto que emocionó mucho a los padres de los novios, René y Amelia, de ella; José Carlos y Gabriela Arimana, de él.
Los recién casados compartieron su dicha durante una recepción que ofrecieron en la Terraza Jardín Las Golondrinas, la cual lució un ambiente muy romántico con flores naturales y botellas de vino con velas.
Los invitados fueron recibidos con una exquisita cena, amenizada por el cuarteto de cámara Struna.
Ante 300 allegados, algunos provenientes de Perú, Laredo, Dallas y Chihuahua capital, así como pirotecnia fría, los desposados bailaron su primer vals al compás de ‘Uno’, de Benny Ibarra; pero antes ella disfrutó con su padre ‘Vals de la novia’ y él con su madre ‘Fina estampa’.
Luego de abrir pista, el grupo Sentidos se encargó de animar a la asistencia a que mostrara sus mejores movimientos al son que tocaron.
Los asistentes alzaron sus copas a la medianoche para brindar por la felicidad del matrimonio.
En este momento fue cuando los fuegos artificiales iluminaron la noche, una gran sorpresa para todos.

Galería