*

ir a carrito

Busca tu Evento

Carrito de compras

0.00





Uno para cada gusto

Agencia

Ver Galería

Martes 25 de octubre de 2016

El café es una de las bebidas más sabrosas y reconfortantes que puedes tomar, no hay nada como empezar el día con una rica taza de café pero ¿conoces todos los tipos que existen?
Esta bebida ofrece muchas variedades, sigue esta guía y atrévete a cambiar de vez en cuando, ¡no te arrepentirás!

Espresso Panna
Es un café muy sabroso pues tiene el cuerpo del espresso pero con un sabor más suave gracias a que la mitad es crema batida. Lo ideal para que este café quede en el punto es servir el café y la crema  en partes iguales.

Espresso
Es la forma más tradicional de beber café, es un pequeño shot oscuro, fuerte y aromático; si estás cansado y sientes que te falta energía no hay nada mejor que un buen espresso.

Americano
En muchos países es conocido como café negro, es café rebajado con agua. Su sabor y consistencia dependen del gusto de cada persona, pero normalmente es un término medio, su sabor es más suave que el de un espresso.

Café latte
Muchos no saben pero el café latte es el opuesto al capuchino, la cantidad de café es la misma pero el latte, en vez de tener poca leche y mucha espuma como el capuchino, tiene mucha leche y poca espuma, lo contrario.

Café con leche
Conocido como half & half, esta preparación consta mitad de café y mitad de leche, es un tipo de café suave ideal para las personas sensibles a la cafeína.

Irlandés
Este café consta de una ración de espresso, medio trago de whisky y crema batida; es una bebida ideal para las tardes frías.

Macchiato
Es café con un poco de espuma, se diferencia del latte pues no contiene leche, solo la espuma que resulta al evaporarla.

Breve
Un cafe delicioso y cremoso, muy parecido al capuchino, contiene una ración de café espresso, un poco de leche y mucha crema batida.

Lágrima
En su mayoría es leche, solo contiene una pequeña porción de café, es el opuesto al cortado. Puedes endulzarlo con miel y quedará perfecto para beberlo en la noche sin temor a desvelarte.

Café mocha
Ésta es la delicia hecha café, el secreto del mocha es la salsa de chocolate que lleva, para que tu mocha quede perfecto debes tomar un café espresso añadirle dos cucharadas de salsa de chocolate, dos cucharadas de leche y un poco de espuma, luego decóralo con chocolate rallado.

Caramel
macchiato
Este dulce café lleva espresso, leche, salsa de caramelo y espuma; es parecido al café mocha pero en vez del chocolate lleva salsa de caramelo, puedes decorar la espuma con un poco de canela o salsa de caramelo.

Capuchino
El secreto de un buen capuchino es prepararlo con una ración de espresso solo un poco de leche y mucha espuma; finalmente espolvorea cocoa en polvo o canela.

Doble
Son dos raciones de un espresso común, una inyección de energía ideal para los días en los que te sientes sin fuerzas.

Cortado
Si no toleras el café solo, pero deseas disfrutar de la energía que este produce, el cortado es ideal para ti, esta preparación consiste en una ración de café espresso con un chorrito de leche, la cantidad de leche depende de tu gusto pero para que no se convierta en un café con leche asegúrate de no excederte.

 

Galería