*

ir a carrito

Busca tu Evento

Carrito de compras

0.00





Haz compras saludables y económicas

Agencia

Ver Galería

Martes 27 de diciembre de 2016

Si es como la mayoría de las personas, es probable que destine la mayor parte de sus ingresos mensuales a alimentar a su familia. Para los que apenas llegan a fin de mes, esto representa un desafío todavía mayor. Y como si la situación no fuese ya lo suficientemente complicada, los productos saludables representan un gasto aún más significativo.

Las frutas frescas y los vegetales son costosos. Lo mismo ocurre con las carnes magras de ave o de res y los pescados. Recuerde que los supermercados y las tiendas son negocios y, por ende, utilizan estrategias y trucos de venta para hacerlo gastar más en lugar de ayudarlo a ahorrar…
No se alarme. A continuación, le brindamos algunos consejos para hacer compras más saludables sin tener que vaciar su billetera…

Planee
El camino hacia una alimentación saludable comienza tomando buenas decisiones en el supermercado. Antes de cruzar la puerta de la tienda, planee sus comidas de la semana y diseñe la lista de la compra. No le tomará mucho tiempo y luego sólo tendrá que hacer viajes de último momento al almacén de su barrio si se queda sin algún ingrediente.

Aplique la filosofía “clean eating”
En lo posible, busque alimentos que se acerquen más a su estado natural. Esto le garantizará mayor contenido de vitaminas y minerales y mayor valor nutricional. En otras palabras, trate de evitar los químicos agregados y los productos procesados.
Opte por productos que no tengan más de cinco ingredientes.

Compre sólo lo de la lista
Una lista de compras bien diseñada puede ahorrarle tiempo y dinero. Limítese a poner en el carrito sólo los artículos que aparecen en la lista. Si se ha tomado el tiempo de hacer la tarea, no tendrá por qué distraerse con otros productos que no le hacen falta, en especial si estudió en detalle todas las ofertas y sacó bien la cuenta de cuánto necesita de cada cosa.

Mire de arriba a abajo
Las marcas más costosas de un producto suelen situarse en las áreas más visibles. Además, tienen envases más sofisticados y colores más llamativos. Compare los precios de los artículos de marca con otros menos populares. Muchas veces, los de marca, incluso cuando están de oferta, siguen siendo más caros que los menos conocidos.


Lea las etiquetas
Leer las listas de ingredientes en los alimentos envasados o procesados es muy importante a la hora de tomar decisiones saludables. Controle los contenidos de sal (sodio) y azúcar. Si estos aparecen al principio de la lista, es porque están presentes en grandes proporciones. Lo ideal es optar por alimentos bajos en sal y azúcar.

Cuidado con los alimentos con dibujos en sus envases
Présteles mucha atención a los productos cuyos envases estén adornados con caricaturas. Estos han sido especialmente diseñados para niños y suelen tener un alto contenido de sal y azúcares al igual que un escaso valor nutricional.

Invierta en un congelador pequeño
Invertir en un congelador pequeño le permitirá comprar alimentos congelados, carnes, pescados y demás productos de oferta y guardarlos para más adelante. De esta manera, podrá aprovechar las ofertas y reducir los gastos generales.

Galería