*

ir a carrito

Busca tu Evento

Carrito de compras

0.00





Adiós vacaciones

El Diario

Ver Galería

Viernes 13 de enero de 2017

Fotos: Gabriel Cardona / El Diario

Para que las vacaciones no quedaran como símbolo del ocio a su máximo nivel, las familias acudieron al museo interactivo La Rodadora a aprender interesantes cosas al mismo tiempo de pasar horas divertidas.
Antes de que culminara la temporada de descanso y tener que volver a la escuela, niños y jóvenes disfrutaron las 120 exhibiciones diferentes que mantiene de manera permanente el lugar, las cuales lograron captar la atención del público de todas las edades que hicieron su recorrido de punta a punta, desde las mega burbujas que son una de las favoritas de los pequeños, hasta los juegos de razonamiento que son los preferidos por los adultos.
Durante las vacaciones se hicieron algunas de las últimas proyecciones de la película ‘El último arrecife’ del cine 3D del museo, por lo que gran parte de los asistentes no dejaron pasar la oportunidad de aprender un poco más sobre la vida de bajo del mar.
Otras actividades que mantuvieron activos a chicos y grandes fueron la cama de clavos o el área en donde se puede convivir y observar a diferentes animales.

Fotos: Gabriel Cardona / El Diario

Para que las vacaciones no quedaran como símbolo del ocio a su máximo nivel, las familias acudieron al museo interactivo La Rodadora a aprender interesantes cosas al mismo tiempo de pasar horas divertidas.
Antes de que culminara la temporada de descanso y tener que volver a la escuela, niños y jóvenes disfrutaron las 120 exhibiciones diferentes que mantiene de manera permanente el lugar, las cuales lograron captar la atención del público de todas las edades que hicieron su recorrido de punta a punta, desde las mega burbujas que son una de las favoritas de los pequeños, hasta los juegos de razonamiento que son los preferidos por los adultos.
Durante las vacaciones se hicieron algunas de las últimas proyecciones de la película ‘El último arrecife’ del cine 3D del museo, por lo que gran parte de los asistentes no dejaron pasar la oportunidad de aprender un poco más sobre la vida de bajo del mar.
Otras actividades que mantuvieron activos a chicos y grandes fueron la cama de clavos o el área en donde se puede convivir y observar a diferentes animales.

Galería