*

ir a carrito

Busca tu Evento

Carrito de compras

0.00





Brilla con luz propia

Fotos: Alejandro Martell / El Diario

Ver Galería

 

María Fernanda Hernández se postró ante el altar de la Parroquia Nuestra Señora de la Paz para recibir la bendición de Dios y agradecer la dicha que sintió su corazón al celebrar su décimo quinto cumpleaños.
Durante la misa que ofició el monseñor René Blanco, donde estuvieron sus padrinos Gabriela Álvarez e Iván Cota, la joven se presentó ante la sociedad como toda una señorita y comenzó con el festejo más especial de su vida: sus XV años.
Este gran obsequio de sus padres, Cecilia Monserrat y Luis Hernández, tuvo lugar en el salón La Cité, recinto que albergó una recepción de ensueño y a cerca de 250 familiares y amigos.
La magnífica fiesta dio inicio con el primer vals de María Fernanda en compañía de su papá y al compás de ‘Piece by piece’, de Kelly Clarkson, y después continuó con los bellos momentos que compartió con sus allegados, entre ellos su acompañante y hermanito menor, André Hernández.
Todos los instantes estuvieron enmarcados por una ambientación musical dispuesta por el Dj, por una divertida cabina de fotos, un rico ‘candy bar’ y por letras luminosas gigantes que desde lo lejos anunciaron el motivo de la celebración: ‘Mafer’.

 

Galería